A lo largo de la historia, Córdoba ha sido durante mucho tiempo punto de encuentro de distintas culturas, promoviendo la actividad mercantil y convirtiéndose en una importante capital cultural e intelectualmente.

Los comerciantes llegaban a Córdoba desde distintas partes del mundo a negociar con sus productos, lo cual dio lugar a un aumento de la actividad económica que alcanzó su máxima expresión en el sector de la Joyería.

Esta circunstancia convirtió a Córdoba en una ciudad líder en este campo hasta nuestros días.

Mi primer empleo fue de aprendiz en un taller de joyería. Allí descubrí los misterios del proceso de fabricación y las tareas específicas de un sacador de fuego.

Después, mi afán por mejorar profesionalmente me llevó a convertirme en comercial de joyería por toda España, y más tarde a crear mi propia empresa y dirigirla.

De este modo tuve la oportunidad de conocer todas las parcelas que engloba esta profesión. Así nació Larrea Joyeros S.L. en 1997.

Actualmente estamos situados en una nave de 600m² donde nuestros talleres trabajan a pleno rendimiento.

Nuestro principal objetivo es que la actividad de esta empresa continúe creciendo día a día nacional e internacionalmente. Gracias por visitar nuestra página web.

Un cordial saludo,

JOSE ANTONIO LARREA CASTILLO